8 de marzo de 2008

72 días para desactivar la bomba

La bomba es el descenso a Segunda División. La bomba está cargada, activada y programada para el 18 de mayo. De ello se han ido encargando desde el verano todos los protagonistas que conforman -y han conformado- el cuadro técnico, el equipo directivo y, sobre todo, los componentes de la plantilla de jugadores del actual Real Zaragoza. No se salva nadie y, por supuesto, cada uno tiene su parte alícuota de culpa y responsabilidad, en virtud del poder y capacidad de decisión que han ejercido desde su puesto en el organigrama. (Nadie se puede escaquear por más que algunos lo estén intentando basados en pueriles teorías relativas a una marcha anticipada del proyecto).
Mal se empezaron a hacer las cosas entonces, mal se continuaron laborando con la llegada de los primeros inconvenientes, mal se gestionaron cuando llegaron los incipientes reveses de envergadura, mal se afrontaron cuando la cosa se enturbió de manera gravísima dentro y fuera del vestuario y, con el paso de las últimas diez semanas, mal se han ido reparando, como muestran los hechos y el día a día del club y el equipo. Por eso, la bomba ha tomado cuerpo.
Muchos pensaron que la mezcla de acontecimientos negativos, polémicos, conflictivos, personalistas, interesados, cainitas y egoístas que se han ido sucediendo desde agosto dentro de la burbuja zaragocista nunca iban a dar con una fórmula combustible, inflamable y explosiva. Por más que se les advirtiera del riesgo químico existente, de que así podía llegar a ser en un futuro cercano, dieron la espalda a tal opción pensando que las bonanzas del plantel y el poderío (¿?) del actual proyecto estaba muy por encima de semejante amenaza.
Pero, a 11 semanas del final de la Liga (ya sin Copa del Rey y, desde hace una barbaridad de tiempo sin Europa), hasta el más engreído, el más osado y el más confiado de los dirigentes (los vistos y los que andan en la sombra sin aparecer jamás hasta que algún día el foco los ilumine) se ha tenido que plegar a la pura y dura realidad: el descenso es una amenaza real, consistente y posible. Y, si se fuera a ese final, los efectos para el Real Zaragoza serían, sin duda alguna, letales como sociedad, como club, como entidad deportiva.
Por eso, el descenso que aguarda si no hay una reacción, tan súbita como efectiva, a partir de hoy frente al Atlético de Madrid, tiene aspecto de bomba. Con sus cables, sus conexiones, sus detonadores, su metralla y su reloj de cuenta atrás que marca los días (72), las horas y los segundos que tiene el Zaragoza para lograr desactivarla si no quiere saltar por los aires irremediablemente.
Hoy toma los mandos de la operación Manolo Villanova. Un experto y veterano profesional entendido en explosivos de alto 'standing' que viene a intentar arreglar lo que Irureta no supo (o no pudo) en las últimas 6 semanas. A buscar una salida a lo que Garitano no vio posible en una semana (o no le dejaron que lo viera como a él le parecía conveniente). Y a intentar remediar los graves defectos de los que se ha ido impregnando esta cuadrilla de futbolistas del actual Zaragoza durante 7 largos meses de gestión de Víctor Fernández en la fase matriz y de desarrollo de este equipo en su segundo año al frente del vestuario.
Una vez que, con enorme tardanza, los responsables del gobierno zaragocista advirtieron que lo que le ocurría al equipo generaba gases inflamables y que podía convertirse en un artefacto demoledor en breve tiempo y, por ello, decidieron despedir a Fernández y buscar otras soluciones atenuadoras del mal, nadie ha sido capaz de desactivar la bomba. Al contrario, el 'efecto Garitano' (el hombre perfecto, según muchos futbolistas del vestuario) ha llenado de trilita los despachos nobles, que dificilmente se salvarán de una detonación pase lo que pase de aquí al verano. La elección de Jabo Irureta ha venido a agravar, más que a aliviar, la acumulación de grisú en la sede de Eduardo Ibarra.
Desde hoy, el bueno y entrañable Villanova (extirpado del Huesca en una maniobra que también puede tener 'efecto racimo' según transcurran los acontecimientos en el club del Alcoraz en la recta final de la Liga), toma el mando de la misión.
Por el bien general, muy por encima del particular de cualquiera de los implicados (directísima, directa o indirectamente) en este proyecto zaragocista, ojalá que logre parar la explosión antes del 18 de mayo. La bomba del descenso es demoledora, con un alto grado de destrucción masiva en las circunstancias que concurren en el Real Zaragoza del 75 aniversario. El club tiene ya edad de anciano y, como es sabido en mil leguas a la redonda, está bastante achacoso. Tanto, que se teme por su vida si no se le aplica una terapia urgente y solvente que es compleja y de difícil ejecución final. El club, que no aguantaría ni el sonido de un petardo sin caerse al suelo, jamás podrá aguantar un bombazo como el descenso si es que al final se produce.
Por eso, habrá que rezar, rogar, soñar y, sobre todo, animar y empujar para que los que están sobre el campo logren 14 o 15 puntos y cuajen la salvación deseada y, según pasan las horas, cada vez más complicada.
Suerte, Manolo. La vas a necesitar, tanto o más que tu acierto, tu trabajo, tu mano izquierda (la derecha igual también habrás de usarla, hasta con el puño apretado) y tu experiencia. Tu suerte, amigo, será la de todos. Y, esta vez, una suerte decisiva: la de la supervivencia.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Barbuñales:

Me quedo con los dos últimos parrafos. Los anteriores cuando estemos salvados o en segunda, con luz, taquígrafos y a doble espacio...

Aupa ZGZ

El Maño dijo...

Esperemos mantener la actitud demostrada hasta los 85 minutos de ayer. Mucho más sólido y,como no ocurría desde tiempo a esta parte, un equipo más que suma de voluntades.
Hubiese retirado a Diogo a falta de 25 minutos, lucía cansado y ya no desbordaba con asiduidad por su banda, ni alcanzaba a cubrir correctamente los ataques del Atl.

Aúpa maños!!

Marmaduke dijo...

De momento, un respiro importantísimo, pero queda mucho por delante. Lo siguiente que hay que hacer es empezar a puntuar fuera de casa... o al menos a dar la impresión de que se puede puntuar. Por lo demás, reitero mi idea de que si Villanova es capaz de levantar esto deberían darle un año más de contrato, idea que expresé la semana pasada en este mismo foro aunque, no sé porqué, no se vio publicada, pero en fin...

Anónimo dijo...

Paco, haras otro gran ejercicio de etica periodistica como los de antaño (denunciar los tejemanejes de las "pedanias" de Victor) y nos contarás a quien ha tenido q "animar" por la pechera nuestro entrenador? Hasta Paredes lo ha reconocido en una entrevista... Queremos la verdad y saber quienes no estan en este barco en el que remamos 36.000 almas el sábado. D'alessandro fue uno pero no seria el unico. Paco enseñanos la luz!! No te lo guardes para ti porque eso no seria etico para un periodista audaz como tú...

Marmaduke dijo...

Yo, en contra del último comentario, no animaría a Paco a dar detalles de nada que no sea el próximo partido. Eso sí, cuando nos hayamos salvado queremos saberlo todo... pero yo intuyo que nos quedaremos con las ganas...

imrahil dijo...

Muy buenas:

¿Y no será que no hay nada de nada? ¿que no hay conspiración?

¿No será que, a lo mejor, los entrenadores de fútbol, Víctor e Irureta incluidos, saben más de fútbol que los periodistas?

Sigo esperando desde el año pasadoun artículo suyo indicando qué sistema o medidas incluiría usted en el Real Zaragoza para solucionar el problema de los malos resultados.

Saludos cordiales

Marmaduke dijo...

Imrahil, puede que tengas razón (toda la razón respecto a que los entrenadores saben más de fútbol que los periodistas, eso se cae de cajón), pero ahora la consigna es apoyar para salir del pozo y asegurar la salvación. Hace dos semanas dije que yo veía a Levante, Murcia y Recre muy hundidos y esa era una buena noticia para el Zaragoza, y en las dos últimas jornadas esta tendencia se ha confirmado, por lo que si sacamos puntos rápidamente nos escaparemos de la zona de peligro, pero esos puntos hay que sacarlos. Yo creo que se puede ganar en Villareal si se dejan la piel como hicieron contra el Atleti. Si Matu, Sergio, Oscar, Luccin y César están al mismo nivel y si Diego está acertado con un par de las 4 que tenga les vamos a dar muchos problemas a los amarillos. De lo otro ya hablaremos (y mucho) cuando esté la permanencia conseguida... pero sí es cierto que resulta bastante sangrante que en todo este tiempo ningún medio local haya reconocido su parte de culpa a la hora de crear espectativas y de dar luego palos a diestro y siniestro... Pero ahora toca apoyar.

imrahil dijo...

Muy buenas:

marmaduke, me parece muy bien eso de que ahora toca apoyar y demás. Pero es que si realmente existen estas cosas que comenta el Sr Gimenez, y existen pruebas, son temas lo suficiente mente graves como para airearlos en el momento que sea.

Lo que sucede es que me sospecho que todo es humo, como lo de que teníamos equipo para champions y demás. En cuanto a lo de los conocimientos futbolísticos de los periodistas futboleros. El análisis de los medios sobre la defensa del Zaragoza es que está fatal, que falta actitud que no se presiona, que los balones parados. Mira el análisis que hacen en http://www.sevillismofutbol.blogspot.com/ de la defensa del Sevilla.

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

No hay derecho a arbitrajes así. Como con el Barcelona...
Hoy parecía que teníamos que estar por lo menos en Uefa, si aprendieran un poco a chutar.