28 de diciembre de 2007

Habrá fichaje en el mercado de invierno

Tras varios días de vacaciones navideñas (todavía vigentes hasta el domingo), encuentro un hueco en mi retiro para actualizar este blog. Y es que, en el calmado paso de las últimas fechas en lo que concierne a mi persona, he podido analizar con mayor calma y detenimiento muchos de los aspectos importantes que afectan y surgen en el seno del Real Zaragoza actual. Han sido varias conversaciones de profundo calado las mantenidas, varios cafés y sobremesas consumidos sin las prisas habituales e los que, inevitablemente, uno ha podido ir componiendo con un poco más de finura los trazos que definen y ponen cara al actual club zaragocista. Y, de entre esos detalles y matices recapitulados en horas muy recientes, es necesario esta noche contaos una novedad que está próxima a producirse de no mediar un cambio radical de planes entre los regentes zaragocistas.
Al final, el Real Zaragoza prepara un fichaje para el mercado de invierno. Pero, en contra de lo que sería normal en tiempos de crisis deportiva, el "refuerzo" no vendrá a integrarse a la plantilla de fútbolistas o técnicos del equipo. Las cabezas pensantes del actual club (oficialismo + pedanías) han considerado oportuno recuperar la figura del director general o director gerente, desaparecida con la destitución-cese-despido de Jerónimo Suárez Ochoa a los pocos meses de producirse la marcha de su mentor, Alfonso Soláns Soláns, y la llegada de los actuales rectores, con el accionista de referencia Agapito Iglesias a la cabeza.
A falta de saber la denominación oficial que se le da al nuevo cargo, lo que ya os podemos adelantar es el nombre elegido: Francisco Javier Porquera Pérez. Se trata de un ejecutivo radicado en Madrid, que ha trabajado en empresas del ámbito financiero, también del sector de la construcción y que tiene un brevísimo paso por el mundo del fútbol como director de recursos humanos del Real Madrid en el final (voluptuoso y polémico final) del mandato del presidente Lorenzo Sanz al frente del equipo merengue. Javier Porquera, junto con el vicepresidente Juan Onieva y el gerente Julio Senn, fue piedra angular de los últimos meses de Lorenzo Sanz al frente del club merengue, justo antes de la llegada de Florentino Pérez y sus galácticos.
Necesario es ahora recordar cómo, con el nacimiento de la nueva era zaragocista en mayo de 2006, surgió, de manera pionera, el cargo de presidente ejecutivo (cargo remunerado para una persona que no es la propietaria ni el máximo referente de las acciones de la sociedad), que por primera vez en la historia recayó en el catedrático de economía y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Aragón Eduardo Bandrés. En principio, este nuevo rol directivo parecía estar encaminado a suplir, con mayor poder si cabe, a la figura del director general o gerente que quedó atrás. Jerónimo Suárez fue hombre de máxima confianza de Soláns (dueño cristalino e indiscutible de la mayoría accionarial), como teóricamente Bandrés iba a pasar a serlo de Agapito Iglesias (accionista de referencia). Por los motivos que sean, el actual statu quo (el que viene funcionando desde el principio del nuevo proyecto) no responde a las necesidades del momento y alguien (no está claro todavía quién) ha considerado oportuno introducir otra pieza más en el engranaje directivo de la sociedad anónima y, además, que venga de fuera, de Madrid en este caso.
Os remito a la información más detallada que ofrecemos en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN. A partir de ahí, tendréis más objetos de análisis para poder conformar, como siempre, vuestra propia opinión y lectura de este hecho novedoso en el discurrir cotidiano de este sorprendente Real Zaragoza de las últimas semanas.
Lo negativo, lo peligroso para el futuro deportivo de la entidad, se está dando en el equipo, en los partidos, en el vestuario y en los resultados. Sin embargo, ahí se anuncia quietud. Ni fichajes, ni salidas. Y la figura del entrenador, por el momento sujetada por varios arneses más periféricos que propios.
Sin embargo, los cambios están llegando en el área de los dirigentes (este nuevo fichaje en ciernes es la prueba) y en los mecanismos de gestión económica que se advierten cercanos (la operación acordeón que os contábamos no hace muchos días y que se pondrá en marcha en febrero). Todo, sin contar con lo que ocurre entre bambalinas con el crucial asunto de la construcción del nuevo estadio, que todavía sigue sin tener forma concreta de manera pública y definitiva.
En fin, amigos, que los nuevos tiempos, lejos de traer normalidad, siguen aportando elementos harto sorpresivos al día a día zaragocista. Si la pelota entra, todo se venderá mejor. En las actuales circunstancias (no hay resultados y la decepción agobia), todo se divisa con mayores recelos. Por un lado circula la sangre del ámbito deportivo, con el Pontevedra y el Madrid en el Bernabéu esperando tras las vacaciones de fin de año, y por otro, los asuntos transcendentales de la economía y el transfondo financiero de la sociedad. Entre ambos, componen el esquema de venas y arterias que dan vida a la circulación de la sangre en el actual club. El uno sin el otro no se sujetan. Y, por lo que se ve, de momento prima lo económico-financiero-directivo sobre los deportivo-futbolístico.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Esto qué es?. ¿No hay directivos o economistas en Aragón que tenemos que ir a ficharlos a Madrid o al Real Madrid?. ¿Realmente lo que necesita este equipo es un nuevo cargo en los despachos que se va a llevar crudos unos cuantos millones de euros al año?
Cada vez estoy mas despistado con las intenciones de este "proyecto" segun decis los periodistas desde el principio. No entiendo muchas cosas, cada vez menos.

PEDESTRAL dijo...

Una vez más, genial tu comentario.
Enhorabuena Giménez ¡¡¡

Imrahil dijo...

Muy buenas:

En primer lugar mis mejores deseos para el año próximo. En segundo ¿dónde está la sorpresa? Una empresa que va a acometer la construcción y la gestión de un campo de fútbol de primera categoría, contrata a un experto en el terreno de la gestión de empresas constructoras con experiencia, también en la gestión de clubes de fútbol. ¿No vendrá la sorpresa por que, a lo mejor, es un buen fichaje? El tiempo lo dirá.

Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

como te gustaria que el Zaragoza cayera eliminado de la copa, pero ¿porque?

Anónimo dijo...

A pesar de la relevancia que debiera tener el fichaje de un directivo, que afecta por tanto a la dinámica del club, no debe servir para desviar la atención al desastroso resultado deportivo del Real Zaragoza desde finales de la temporada pasada. Crisis deportiva. Eso es lo que hay y negarlo sería de necios. Llegados al punto en que nos encotramos se pueden adoptar dos posturas muy elementales: tener más paciencia, no actuar y esperar se gane al Pontevedra y Real Madrid; o no tener paciencia y haber destituído a D. Víctor Fernández como entrenador y haber fichado ya a otro técnico. Me inclino por esta última opción. Se hubieran dispuesto de 7 días para planificar el resto de temporada y el fichaje de 1-2 jugadores, acordes al estilo de juego del nuevo entrenador. Me cansa observar los sistemas de juego del Sr. Fernández, sin aportar casi nada nuevo, cambiando cromos iguales, sin intentar "yo que sé"... un 4-4-2 fortalecedor del sistema defensivo, poniendo 2 laterales en las bandas, etc... El ciclo del Sr. Fernández ha acabado en el Real Zaragoza. FRISKO.- 31/12/07.

robin hood dijo...

Sumidos en la enorme borrachera del fin de año (vaya traca llevo desde las 8 la tarde) quiero dedicar este comentario al enemigo de mi admirado Paco Giménez que firma anteriormente, ese que dice que le gustaria a Paco que el Zaragoza bajase a SEgunda. Efectivamente, macho. Ojala el Zaragoza baje a Segunda. Ojala desap0areca el futbol, no solo en Zaragoza sino en todo Aragon. Y que se hunda el Heraldo, y el Periodico, y que cierre pasao mañana el Equipo y mañana despidan a Ferrer en el AS. Y Zaragoza sea un desierto con el Gran escala ese como unica referencia. ¡Viva el Gran Scala y viva Marcelino y su p. madre!. NO me jodas hombre. Si en ARagon tenemos cojones, el Zaragoza no puede quedarse en manos de cuatro manguis de Madrid y dos fantasmas de la DGA. A ver si espabilamos de una P. vez. Feliz 2008 y que Victor se vaya a tomar por c.

Anónimo dijo...

pues macho, te as puesto un alias que le va al tema como anillo al dedo, que se vayan todos, entra tu con tu amigo Paco Gimenez con el arco y las flechas y lo arreglas todo, incluso el tema de Gran Scala, saludos y tranquilizate, feliz año.

Antonio123 dijo...

Seguimos cuesta abajo y nadie pone el freno.

Víctor cada día gobierna peor este equipo.

Para el partido de Copa se le han borrado dos jugadores D´Alessandro porque no se habla con él y se quiere ir al River Plate y Óscar supongo por la jugada que le hizo el día del Valencia de no sacarlo de titular.

Seguro que saca a Aimar para que vuelva a no hacer nada de nuevo.

Víctor debe marcharse y antes o después se irá, esperemos que no sea demasiado tarde.

Anónimo dijo...

Este proyecto falla de base... lo primero se tenia que haber fichado a un portero, Cesar esta mayor, aunque me duela decirlo. Ayala es un buen defensa pero de momento no esta dando su nivel, mejor abria sido traer a Coloccini muy bueno y joven. Ademas, alguien sabe donde estan los extremos del Zaragoza... El cabezón y quien más... solo un extremo! De Aimar ni hablamos... con ese dinero podriamos haber traido un crack de verdad... En fin lo que empieza mal... esperemos que la vuelta de Matuzalem, me da que es otro brasileiro que esta vuelta de todo, le de vidilla a este equipo y que se fichen jugadores para los extremos por el amor de Dios!