4 de enero de 2008

El duro regreso de la Liga y el buen sorteo de Copa

No hay tiempo para rumiar más el triunfo agónico ante el Pontevedra en la Copa del Rey. El loco calendario programado por la Federación para este inicio de año nos deja un enero trufado de partidos (hasta 9 se podría jugar en solo 28 días) y, a esta hora de la noche del viernes, es hora ya de pensar en el Bernabéu, que vuelve la Liga después del parón navideño.
Dura prueba, dificilísimo obstáculo el que debe saltar el Real Zaragoza en Madrid frente al todopoderoso Real de Schuster. Es la historia de siempre en este estadio, pero cuando el equipo merengue pasa por buenos momentos, como es ahora el caso, todavía se acentúa más la sensación de que va a ser casi imposible sorprenderles en Chamartín. Hay que bordarlo, que ellos tengan un mal día y, además, que el árbitro de turno (Iturralde esta vez) no tenga la tarde caprichosa.
Tras la pausa de fin de año, después de 15 días de distanciamiento, el Zaragoza afronta su calvario liguero. Ese que le tiene sumido en un bache profundo y peligroso con dos meses y medio casi sin conocer la victoria. Valladolid, Betis, Getafe, Huelva, Espanyol, Coruña y Valencia lo han impedido. Son siete jornadas sin ganar, consolo 4 puntos sumados de 21 disputados, que hacen que este domingo, si el Zaragoza no da la sorpresa y puntúa en la Castellana, pueda quedarse muy cerca, rozando ya, los puestos del descenso. No es colchón seguro estar tan solo a 3 puntos de la zona roja de la tabla, la que lleva en mayo a Segunda. Pero ahí se ha metido por méritos propios este Zaragoza que, a estas horas, respira un poco mejor gracias al oxígeno que supuso anoche el pequeño milagro de la Copa (consumado ante un débil Segunda B como el Pontevedra, lo que lo hace severamente preocupante por muchas otras cosas ajenas a la parte positiva del caso).
Mientras el equipo prepara y piensa, con cierto temor, en cómo va a salir esta aventura madrileña el domingo, el día nos ha dejado una ventana a la esperanza por la vía copera. El atolondrado triunfo de ayer ante los pontevedreses ha hecho que, con el nuevo formato de la Copa, el Zaragoza esté en octavos y conozca ya hasta su posible rival en cuartos de final si pasase.
En octavos ha correspondido jugar frente al Racing de Santander. Y, si se le elimina, en cuartos aguardará el vencedor del cruce entre Athletic de Bilbao y Espanyol. El sorteo, hecho a modo de cuadro de open de tenis, permite ver el callejón que le ha correspondido transitar al Zaragoza camino de semifinales y observar que, sin duda, es el mejor, el más sencillo, o, si lo preferís, el menos complicado. En este camino no están ni Madrid, ni Barça, ni Atlético, ni Valencia, ni Sevilla, ni Villarreal... El Espanyol y el Racing, las dos revelaciones de la Liga, pero, a priori, equipos accesibles para un Zaragoza en forma o, al menos, muy mejorado respecto de lo que hemos visto hasta ahora desde agosto, podrían y tendrían que poderser eliminados por los aragoneses. En caso de sorpresa en el otro duelo, el Athletic bilbaíno es hoy en día un rival menor. Es decir, que por la Copa se abre otra vía ilusionante que da algo de luz nueva a este deambular zaragocista por la campaña 2007-08.
De momento, la cita primera es Madrid. Todo un examen para el equipo. No caben más catástrofes en partidos de este pelaje, como sucedió en Barcelona o en el campo del Atlético de Madrid. Se podrá perder, es lo lógico, pero dando la cara y sudando la camiseta. El triunfo ante el Pontevedra debería de venir como vitamina extra para el grupo. Si la jornada no se diera propicia (es un riesgo esta vez más serio que otros días), quizá nos asustemos todos un poco más mirando la tabla. La tarea quedará para las siguientes semanas de enero. Frenéticas.
Nada digo del entrenador. Ni de algunos jugadores. Ni de los dirigentes. Nada digo, porque nada ha cambiado. Ni con el paso de las vacaciones (como dijo Agapito tras empatar ante el Valencia, a Víctor no lo vamos a echar hasta 2008 porque no hay partidos hasta entonces), ni con la balsámica clasificación copera ante un Segunda B la cara del equipo ha cambiado de color ni sus males de síntomas.
Vienen días muy interesantes de ver y analizar. Ojalá que 2008 haya sido la causa del cambio de suerte, de la llegada de la inspiración y, sobre todo, de los resultados. Sin ellos, las palabras ya no tienen casi valor para nadie.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Si hubiera fútbol en Navidad como en la Premier no estaríamos hablando del "loco mes de enero"...
La Premier es todo un ejemplo de organización y asi es lo que proyecta la Marca "premier league"..
El fútbol español es todo un ejemplo de organización "tercer-mundista"...
el futuro de la liga muy pero que muy negro..., ni siquiera el madrid ni el barcelona pueden comenzar a competir con los gigantes y todopoderosos financieros dueños de los equipos de la Premier...Señores pasen y disfruten a la decadencia del Fútbol español como liga...
Quizás asistamos a algo curioso, la selección tendrá éxitos pero porque la mayoría de los jugadores jóvenes van a salir de españa. AMEN!
Por cierto..¿cuándo se vá el vendedor de humo del R.Zaragoza?..q triste ver a nuestro R.Zaragoza como juega...lamentable!!

Anónimo dijo...

¿El Bolton se va a hacer con Saviola por 7 mill? ¿Y no vamos a entrar en liza?
Le damos 7 kilos al Madrid y al Bolton, por retirarse le regalamos a Aimar, Gabi y Luccin y a media plantilla más.
¡Qué negocio, señor!

Anónimo dijo...

Mira que el Madrid ha hecho lo imposible por revivir a un muerto. Lo ha acabado consiguiendo. Se han empezado a crecer, y... está claro que hoy no ha habido suerte. Todo le iba al portero.
Pero falta puntería y determinación. Falta seguridad.
Lo peor es que se puede volver a las andadas ante el Mallorca y apaga y vámonos.

(¿Paredes sale cuando quedan dos minutos? Me lo expliquen porque Juanfran ha vuelto a ser decisivo)

Anónimo dijo...

Jugaron como núnca y perdieron como siempre, tal como ya nos están acostumbrando, cuando no es es portero contrario es el arbitro, cuando no es el cesped, cuando..., eso digo yo, cuando de una vez la directiva va a tomar cartas en el asunto y pone firmes a más de uno.

Victor dijo...

Muchos comentaristas deportivos coinciden en que este Real Zaragoza va mejorando por momentos. Puede ser cierto aunque desde luego yo no lo veo así. Y si es así, jugar bien y perder es exactamente igual que jugar mal y perder y todo lo contrario que jugar mal o muy mal y ganar.
Espero que a quien corresponda le quiten la venda de los ojos de una vez pues situamos la victoria en un "mañana" que se va alejando permanentemente de nosotros mientras nos vamos hundiendo en la cola de la tabla.
A todo ésto el inefable VF celebra con alegría y jolgorio la derrota del Real Zaragoza ante el Madrid como si hubiera sido un triunfo...
Vivir para ver.

jocv dijo...

Pues yo no creo que sea lo mismo jugar bien o mal si al final se acaba perdiendo. Yo el día del Camp Nou o el del Calderón me fuí a casa indignado y ayer me fuí resignado y esperanzado. Vamos a ver que pasa las próximas semanas.

Luis dijo...

Ayer nuestro equipo jugó muy, pero que muy bien y normalmente se ganan más partidos jugando como lo hicieron ayer que con mal fútbol. Creo que el R. Zaragoza va a hacer una segunda vuelta muy buena y yo personalmente sigo sin renunciar a entrar en UEFA (la Champions sería ya un milagro. Es crucial ganar estos dos partidos seguidos en casa para empezar el despegue. Aúpa Zaragoza

Anónimo dijo...

Parece que ahora se prefiere jugar mal o muy mal y ganar. Quizás sea hora de recuperar a Chechu Rojo. Ganábamos, incluso estuvimos en la pelea por el título de liga, pero ¿qué cantaba la Romareda?. No nos engañemos, siempre hemos sido exigentes y lo que queremos es buen futbol y ganar. Lo demás no nos sirve. Y eso, hoy por hoy, no lo ofrece ni el Real Madrid.

alejado dijo...

Si , todo muy bonito. Jugamos bastante bien, casillas decisivo, casi ganamos pero..., 2-0 . Yo es que tengo ya muchas ganas de volver a sentir la sensación de una vistoria, de 3 puntos, de que nos teman un poco. Estoy de acuerdo con el que dice de VF que es un vendedor de humo.Parece que habiamos hecho algo importante y solo habiamos perdido por 2 goles. Que se vaya de una vez.