16 de abril de 2008

El último mes

La Liga 2007-08 se acaba el 18 de mayo. Si el último partido se adelanta al sábado, será el 17 de mayo. Es decir, que uno mira el calendario, y entramos de lleno en el último mes del curso.
Llega la hora de la verdad para todos. Los de arriba, por el campeonato, la Liga de Campeones y la UEFA (¡qué envidia!). Los de la mitad de la tabla, por buscar una última opción de meterse en Europa o, en algunos casos, pelear por jugar la Intertoto (ya en extinción). Y, en la parte sur de la clasificación, este año hay dos bloques. Uno, con dos vagones descarriados (Levante y Murcia) que ya cuentan con su descenso a Segunda División. El otro, con varios equipos afectados, jugándose la vida a cada segundo porque la tercera plaza que lleva a la división de plata está abierta para todos ellos. Y ahí, lamentablemente, el que más números lleva a solo 6 jornadas para la conclusión de la pelea, es el Real Zaragoza. Así de crudo y así de triste.
Es un último mes con las páginas en blanco. Queda todo por escribir, todo por fraguar. Por más que haya miles de sensaciones, centenares de previsiones, decenas y decenas de situaciones que se pueden imaginar, nadie está en disposición de aventurar qué y cómo va a suceder dentro y fuera de este Real Zaragoza agonizante. La situación es tan desesperada que apenas queda tiempo y espacio para calibrar la envergadura de lo que hay en juego. Solo se piensa en ganar el próximo partido (y no se sabe bien la forma, porque la esperanza es bien escaso visto el juego del equipo). No es posible trabajar en las líneas habituales de labor que un año normal permitiría a estas alturas: fichajes de futuro, traspasos vitales para la arcas del club, organización de la pretemporada (este año, incluso, la contratación de una post-temporada para cubrir las muchas fechas libres que deja el prematuro final de Liga a causa de la Eurocopa).
Todos atados de pies y manos. Todo el mundo capado en sus funciones básicas. Si el equipo no remonta y se va a Segunda, llega el caos. Hay pavor. El último mes va a ser un sinvivir permanente. Si se va ganando algún punto, por la incertidumbre de saber si se llegará a tiempo de rectificar, y si el descalabro se consuma con antelación, porque el lío socio-económico-político que se va a organizar en la ciudad y la región va a ser algo sin precedentes.
Es el último mes de Liga. Eso seguro. Pero es posible (en algún caso está cantado) que vaya a ser también el último mes de algún dirigente y alto ejecutivo en esta película llamada Real Zaragoza. Se acabó el crédito. Ya no hay quien se crea a algunos personajes, que han quedado totalmente destarifados pase lo que pase al final.
Es el último mes y, a partir de ahora, aunque sea imposible sacar cinco segundos para pensar en otra cosa distinta a lo que no sea ganar al Recre, al Espanyol, al Deportivo, al Valencia, al Madrid o al Mallorca (es lo que queda), estoy seguro (lo sé) que hay alguien haciéndose preguntas en voz baja de este cariz: ¿A quién podemos poner de accionista mayoritario en un futuro? ¿Quién podría ser el nuevo presidente? ¿Quién hará los fichajes del año que viene? ¿Cómo damos forma a la salida del club de Pardeza y Herrera? ¿Quién podría sustituirles? ¿Cómo cambiamos la cara de este proyecto estrellado para que la gente vuelva a creer en él? ¿Con qué manos y pies tapamos los agujeros de credibilidad y solvencia que se nos han abierto en esta lamentable campaña? ¿Qué efecto y qué reacción causaría el que se apelara a la quietud y se decidiera no mover nada y a nadie y salir el año que viene con las mismas caras en los mismos puestos? ¿Lo soportaría la ciudadanía?
Es el último mes de curso. Los 30 días donde los políticos, en sus campañas o en sus crisis de gabinete, suelen siempre decidir sus listas, sus repartos de cargos, sus sustituciones en los puestos de confianza, sus procedimientos de lavado de imagen, sus nuevos "eslógans"... Al final, como serán ellos los que muevan las fichas de esta partida de ajedrez que comenzó hace dos años, el mecanismo lo tienen trillado. Les saldrá solo. Será en este último mes.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Coño Paco pareces que te caes del guindo, sobran muchos, todos menos Agapito mientras ponga la tela, si no tambien, hay que hacer una limpia total, directores ¿de que?, Pardeza y Herrera ¿que hacen?, los consejeros ¿que pintan?, Bandres que se vaya, Villanueva, Morgado.....chivatos de VF, Pascual Sanz, Chirri I, Chirri II, Chirrri III, Tosao, Solana..... que tenian que cobrar por resultados fuera de inmediato, el club es un ser vivo que necesita que lo laven de vez en cuando.
Agapito tenia que nombrar un Consejo de Sabios elegidos por la aficion y dejarse aconsejar, porque sino asi le va
A rezar, fuerte y alto, pa que nos oiga

josé maría dijo...

A la mierda todos. Aunque nos quedemos en 1ª division, que lo dudo, no ha de quedar ninguno. Es la mayor decepción de toda la historia del Zaragoza. Ibamos a ir a la Champions,ibamos a luchar por ganar la liga en poco tiempo, ibamos... ibamos... ibamos.........
Esta mentira no tiene ningun futuro. Si bajamos a 2ª, puede producirse la desercion mas grande de la historia del club. Eso es lo que han conseguido esta panda de ineptos. Nadie nos los creemos, asi es.

Zaragocista dijo...

Visteis el partido contra el getafe? habian aficionados animando en todo momento al zaragoza con tambores...

http://es.youtube.com/watch?v=fT4XUx5d1_k

ASI ES LA AFICIÓN DEL ZARAGOZA!!!
ZARAGOZA NO SE RINDE!!! ZARAGOZA NO SE RINDE!!!