20 de abril de 2008

Aire. Y a seguir sufriendo

El Real Zaragoza ha cumplido con el plan de mínimos establecido durante la semana pasada para poder salvar la categoría dentro de 28 días. La victoria ante el Recreativo de Huelva, obligada si no se quería firmar más de media defunción del equipo aragonés rumbo a Segunda, se hizo realidad anoche. Como ya se tenía asumido, sumar estos tres puntos no era más que salvoconducto para seguir respirando. Nada más (y nada menos). Vencer al Recre era alcanzarle en la tabla, colocarse en el ras de la supervivencia después de dos semanas ahogándonos en la zona roja de la tabla, la mortal de necesidad. Y el Real Zaragoza, gracias a Dios y a la fortuna, lo logró con solvencia por 3-0. En esa igualdad a puntos, en ese aferrarse al último vagón de la vida, el equipo aragonés queda momentáneamente fuera de los tres puestos electrificados gracias a que ganó el golaveraje a los onubenses. A partir de ahora, en estas 5 últimas jornadas que restan, cada vez que haya igualdad con el Recre será el Zaragoza el que esté por encima por ese mejor diferencial goleador.
Hay que seguir mirando a los que están por encima, todavía al alcance de la mano, por si en los últimos 15 puntos que restan por disputar a partir del próximo fin de semana, aún hubiese opciones de meterlos en el lío de la salvación. Pero, el Zaragoza, no debe perder demasiadas fuerzas en analizar a los adversarios directos. Es él su principal problema.
Necesita por lo menos dos victorias más y un empate para lograr la cifra estimada para rubricar la salvación. Y quedan 5 partidos. Por eso, este choque ante el Recre no era una final. En las finales, el que gana logra su objetivo. Y el Zaragoza, que ganó claramente anoche, no ha logrado su objetivo con ese triunfo. Ni siquiera se ha aproximado. Le falta mucho que remar.
Espanyol, Deportivo de La Coruña, Valencia, Real Madrid y Mallorca son sus estaciones, sus retos, sus paradas para repostar puntos. De nada servirán los tres añadidos ayer a su cuenta ante el Recre si no es capaz de sacar la renta necesaria en este duro camino que le falta para cumplimentar este campeonato 2007-08 que ya está en sus estertores.
Hay vida. Es lo mejor que sacamos anoche como conclusión. El equipo no está en coma. Ha dado síntomas de andar moribundo desde hace varios partidos; ha parecido tener algún paro cardiaco por momentos. Pero este perentorio arreón consumado cuando la vida ya le iba, nos hace pensar, rogar, rezar, soñar... con que todavía es posible agarrarse a la Primera División. De momento, se ha salvado un "match-ball" que tenían nuestros rivales para mandarnos al infierno. El Recre no pudo ganar en La Romareda, lo que hubiera sido casi definitivo. Ni siquiera anduvo cerca del empate, que también hubiera dejado al Zaragoza medio roto y sin capacidad de maniobra. El Recre fue tumbado en el estadio municipal y los blanquillos han tomado aire para creer, aire para respirar sin fatiga durante al menos una semana.
Pero nos quedan 28 días de sufrimientos. Este triunfo ante el Recre puede ser efímero si el domingo que viene no se encadena con otra victoria, la que hay que lograr por obligación en Montjuic ante el Espanyol. Es obligación porque, cuanto antes se hagan los deberes en la desesperada situación que vive el Zaragoza, será mejor y evitará riesgos accesorios provenientes de terceros. El Recre recibirá al colista Levante en Huelva. Los onubenses son favoritos para ganar 3 puntos más. Si el Zaragoza no hace lo que hagan ellos, volverá a caer al pozo del descenso y solo quedarán 4 jornadas. Y de nuevo no se dependerá de uno mismo, que es otra gran lectura que se puede sacar tras el 3-0 de anoche. El Zaragoza vuelve a ser dueño de su destino.
Por fortuna, y después de casi dos meses sin dar la talla ni cumplir con el plan de mínimos, los zaragocistas lo consiguieron hacer anoche. Menos mal. Ojalá sea el principio de una milagrosa recuperación que hasta hace unas horas parecía una quimera.

4 comentarios:

joseantonio dijo...

Paco, más claro agua.

Es cierto que vimos otro partido, pero no es menos cierto que en los inicios de la segunda parte, los esperados 10 minutos de agobio del Recre se convirtieron casi en 25, y ahí volvimos a ver a un Real Zaragoza agarrotado, sin ideas y sin control de balón.
Esos malos minutos los resolvió el cabezazo de Oliveira, y casi nos olvidamos de lo anterior.

Necesitamos jugar sin agarrotamiento, porque tenemos jugadores, porque sabemos jugar y porque así es la unica manera que se me ocurre de que podamos ganar a cualquier equipo. Incluido a ese Real Madrid que nos visitará ya como campeón de liga. A parar fuerte, chavales, que nos queda lo más emocionante.

Moises dijo...

Aqui estamos con la calculadora echando humo. Mi pronostico es que el ZGZ gana al depor y empata a Español y Mallorca. Recre gana al levante y empata al Valladolid(por tanto desciende con 41), Valladolid solo empata a Betis Getafe y Recre. Getafe solo logra un punto en estos 5 partidos al Valladolid. Osasuna ganaria al murcia y empataria al Mallorca y valencia y por fin el Valencia ganaria al zaragoza y levante y empataria al osasuna.
Con estos resultados Recre 41, Zaragoza 42, Valladolid 42, Getafe42, Osasuna 45 y Valencia 46.
Espero equivocarme porque la ultima jornada sería infartante con un Zaragoza obligado a puntuar en mallorca y un Valladolid-Recre que podrian pactar el empate si les vale a ambos.
Ojo con el getafe porque tienen un calendario para que se asusten.
Esto es emocion y no las tonterias que preocupan a los periodicuchos "nacionales" de si el madrid es campeon hoy o pasado mañana. Y sobre este tema dejo una reflexión. Si el madrid pierde en la romareda pero matematicamente es campeon en ese momento, ¿el payaso de su presidente dara otra vuelta al campo como hizo el año pasado para festejar su empate?

Anónimo dijo...

Yo tengo un pronóstico mas fácil: si el Zgz palma con el Español, R.I.P. Sobran cálculos calenturientos.

josé maría dijo...

Como dice Villanova y dice Zapater, en Barcelona no nos vale con un punto y si no ganamos al Español volveremos a estar al borde del desastre como lo estabamos hace dos semanas. Y eso será lo grave, que quedarán dos partidos menos para el veredicto final.
Asi que no hay más que pensar ni calcular: ganar al Español es lo único que sirve. Tres puntos en Monjuich como sea.