11 de junio de 2008

Ranking de responsabilidades a 13 de junio

Me voy. Apago el ordenador y quito la corriente de la regleta.
Cansado de una temporada que, como dijo Zapater en febrero, han parecido cuatro. Hastiado de tanto conflicto, de tanta tensión, de tanto mal rollo. Aturdido todavía por ver al Real Zaragoza increíblemente en Segunda División. Preocupado por observar cómo está reaccionando la gente con mando dentro de esta S.A.D. que ahora POSEE el viejo y entrañable nombre del equipo de fútbol que nuestros ancestros crearon en 1932. Alucinado, en buena medida, por la manera en la que se está "modernizando" la empresa. Cabreado (en la intimidad) por ir descubriendo que lo de las raíces aragonesas es cada vez más secundario en el detalle, aunque el vínculo con la DGA (o sea, el Gobierno de Aragón) sea cada vez más profundo y explícito (en eso, en lo político, sí que resulta evidente el "aragonesismo" de este proyecto). Me marcho lleno de incertidumbres, las que me genera el aterrizaje de personas desconocidas, ajenas a la idiosincrasia de este mundillo del fútbol zaragozano, lejanas de origen y radicación. Cuelgo el ordenador sin tener claro lo que habrá aquí dentro de un mes o dos meses y, lo que es peor, sin ninguna confianza en que los rectores de este proyecto sepan reconducir el descarrilamiento al que nos ha llevado a todos (¿tendría que tener alguna confianza en quienes han llevado al Zaragoza a Segunda División de una manera tan lamentable como la que ha sucedido en 2008?)
Llegan las vacaciones y, más que nunca, necesito y quiero desconectar de este TINGLADO. Y lo voy a hacer. Cambio y corto. Se acabó para mí esta pesadilla de temporada.
Y a fecha 13 de junio, 26 días después de consumarse el descenso a Segunda División, 22 días después de la comparecencia del accionista de referencia del Real Zaragoza, Agapito Carmelo Iglesias García (él mismo dixit), el estado de las cosas dentro del club me deja al irme el siguiente panorama.

Responsables del descenso (con fluctuantes grados de culpa)

Miguel Pardeza, director deportivo. Presentó su dimisión irrevocable al día siguiente de hacerse realidad el fracaso y, tras una correctísima rueda de prensa, se marchó.

Manolo Villanova, cuarto entrenador del equipo. A pesar de mantener con vida al enfermo hasta el último instante, no logró revivir a un grupo destrozado bajo la administración del primer jefe del banquillo, Víctor Fernández, y al que sus dos sucesores (Garitano e Irureta) no pudieron cohexionar. Su perfil no era el buscado para dirigir al equipo en Segunda y, al día siguiente del fiasco le comunicaron que no seguiría en el banquillo del primer equipo. Se le va a buscar acomodo en el club (el filial de Tercera es la elección consensuada al final), pero lejos de los focos de la primera plantilla. Marcelino va a ser su sucesor, cobrando un poco más que él.

Roberto Cabellud, ayudante de Villanova en los dos últimos meses de temporada y encargado de la preparación física del equipo. Como el nuevo entrenador, Marcelino, ha traído consigo su equipo de trabajo al completo, donde Ismael Fernández y Rubén Uría van a hacer su labor (2 x 1), el oscense no tiene hueco. Se le ofreció un papel secundario que no ha aceptado y su destino está fuera del club porque él ha decidido marcharse.

Jesús Gómez de la Fuente, director de márqueting. Ha sido despedido a través de una comunicación oficial interna entregada por el presidente Bandrés. Este madrileño, hermano del consejero (y hombre fuerte de Agapito) José Antonio Gómez de la Fuente, llegó de la mano del nuevo equipo dirigente hace dos años. Su presencia nunca fue bien acogida entre las gentes del club y su labor es difícilmente evaluable por escasa.


No responsables del descenso del club (y por ello, reafirmados o reforzados en sus cargos)

Agapito Iglesias, accionista mayoritario. Intocable al ser el dueño de la mayoría de las acciones. O vende, o es imposible que su figura pueda desaparecer. Lejos de quedar afectado por su fracaso, su reacción ha sido la de seguir adelante con todas las consecuencias. Con el dinero por montera y apelando a su poderío económico, ha retado al destino y va a seguir encabezando "su" Zaragoza en Segunda División con aires de Champions League. Él ha roto el juguete, él quiere arreglarlo.

Eduardo Bandrés, presidente ejecutivo. No ha presentado su dimisión irrevocable y, por lo tanto, no se ha marchado. Sigue. Dice que puso su cargo a disposición de Agapito el mismo día del descenso en Mallorca, pero el dueño soriano le dijo que no se iba. Y ahí continuará, siendo el único presidente ejecutivo de Segunda División. Un hombre récord.

Pedro Herrera, secretario técnico. Cuando Pardeza dimitió irrevocablemente, Herrera tenía día libre y no se dio por aludido. Después, tampoco se ha sentido señalado. No merece la pena hablar mucho más de este asunto. Dos descensos en la secretaría técnica le contemplan. Su guerra santa por seguir en el cargo, utilizando por arriba a sus jefes y por abajo a sus "súbditos", él sabrá por qué tiene razón de ser. Él y los otros. Y también nosotros, a los que, después de 20 años en este TINGLADO, la única manera de intentar devaluarnos en nuestro mensaje es decir que hablamos o le acusamos "desde el desconocimiento". Curiosamente, es una letanía que repiten desde hace días sus "súbditos", a modo de grito guerrero. ¿Desconocimiento o demasiado conocimiento?. El tiempo y los momentos adecuados serán jueces insobornables.

_______________________________________________________

Para que todo esto sane, el tratamiento curativo empieza a tener ya medicinas con nombres y apellidos. Los nuevos medicamentos que han de llevar al Zaragoza de nuevo a Primera.
Marcelino García Toral. Asturiano. Entrenador. El segundo mejor pagado del fútbol español.

Rubén Uría. Asturiano. Segundo Entrenador.
Ismael Fernández. Asturiano. Preparador Físico.
Ernesto Bello. Gallego. Gerente de la Ciudad Deportiva y miembro de la Secretaría Técnica.
Antonio Prieto. Madrileño. Secretario Técnico Adjunto.
Óscar Luis Celada. Asturiano. Médico. Nuevo médico de la primera plantilla.
Luis Sol. Marroquí de nacimiento, aragonés de residencia desde hace décadas. Nuevo responsable de las relaciones con los Medios de Comunicación.

________________________________________

Faltan muchas más medicinas por administrarse, fundamentalmente en la plantilla de jugadores. No sé si en el "staff" directivo, aunque Bandrés dijo el otro día que el organigrama estaba prácticamente cerrado, aún puede haber alguna sorpresa de última hora. Será cuestión de esperar, como siempre. No hay prisas cuando el desastre está consumado y la travesía del desierto va a ser larguísima en una temporada que empezará el 31 de agosto y acabará el 21 de junio (el año que viene, por estas fechas, aún estaremos jugando en la liga de Segunda).

Me voy.
A la vuelta, a mitad de julio, seguiremos el análisis de situación. Promete ser un verano cargado de contenidos. Ojalá que la mayoría salga bien. Lo justo para que dentro de un año el horizonte zaragocista sea mucho más limpio. ¿Será posible?.
Salud y acierto para todos.

6 comentarios:

Midar dijo...

Es increíble que Pedro Herrera no haya sido despedido ya que no ha tenido la hombría de marcharse.
¡Qué sinvergüenza!

David dijo...

Yo,estimados camaradas zaragocistas,creo que es pesado y reiterativo seguir mortificándose con el descenso.Es un hecho consumado y está claro cuál ha sido el problema:hemos querido ser un equipo grande sin pasar,primero,por ser un equipo.A partir de ahí,las responsabilidades se reparten.Desde Víctor Fernández (para mí,uno de los ppales.,porque,amigos míos,9 partidos sin ganar han pesado mucho... y sí, Irureta obtuvo 5 derrotas;pero es que el no planificó este equipo),Pardeza,Herrera,Agapito,jugadodres
etc... Una vez claro esto (que yo creo que todos lo tenemos claro,aunque sólo sea por la insistencia del señor Giménez)... pues qué queréis que os diga,se ha fichado un muy buen entrenador con el que creo que no sólo vamos a ascender, si no que se va a trabajar para el ascenso y para la siguiente temporada, algo que, con todos mis respetos para el señor Flores (que, oye, nos ascendió y media Copa del Rey es suya), no se hizo la otra vez que estuvimos en segunda. Y me diréis que el fichaje de Marcelino es una huída hacia delante? Probablemente; pero se podía haber fichado a Alcaraz, Mané o Fernando Vázquez (todos excelentes profesionales y que, seguramente, también con ellos podríamos ascender) y, la verdad, no sería lo mismo... Resumiendo, que podría seguir hasta encanecer mientras vosotros os dormiríais por el desinterés que os produciría mi tesis. Creo que lo importante es tener ilusión... que nos la han roto? Sí, recuperémosla para volver a primera y... oye, ya sé que no consuela; pero a mí me hace ilusión ver un Huesca-Zaragoza (vale, y no me hace ninguna ilusión ver un Las Palmas-Zaragoza, tb es verdad) y... en fin, que paséis todos felices vacaciones

josé maría dijo...

Yo también me declaro en vacaciones forzosas hasta que el nuevo equipo empiece a tener cara, porque hasta ahora la plantilla sigue toda igual que el día del descenso. Y con estos mataos, no subiremos, lo tengo muy claro. Me parece una grave decisión si Agapito y Marcelino apuestan por no cambiar demasiado la composicion de la plantilla.
De momento, lo que estoy apreciando no es muy halagüeño,aunque en esto del fútbol nunca se sabe nada a ciencia cierta hasta que no empieza a rodar la pelota. Mala cosa es que no haya habido limpieza interna en el club. Cuando Agapito dijo que habia que cambiar muchas cosas no pensaba que se iba a quedar tan corto. Èl sabrá lo que hace pero creo que está poniendo las bases para darse otra leche grandiosa al año que viene.
Buen verano (si nos dejan).
José María.

LUIS dijo...

Aquí todo se torció desde el principio. Victor no supo controlar a los jugadores y la directiva no supo estar en su sitio y poner a cada cual en su posición, respetando y haciendo respetar el rol que le corresponde a cada parte. Así que los responsables del descenso son todos, comenzando por una buena parte de los jugadores principalmente, por los dirigentes, por Victor y en menor escala, por los sucesivos entrenadores que supieron enderezar a una plantilla difícil de llevar. Así que, por mi, todos a la carcel..... perdón.... a segunda.

Anónimo dijo...

Desengañémonos. Tenemos un equipo de segunda, ya lo era la anterior campaña. Una plantilla que merecería ser plantucha, por aquello del despectivo, que sólo piensa en su cartera. Un presidente de segunda B, de serie B, como esas películas malas de solemnidad. Un propietario de tercera, cuyo único mérito es ser rico y su único aval, no tener ni idea de fútbol. Un Jefe técnico, Pedro Herrera, indigno, no ya del club al que pertenece sino, por carecer de la más mínima dignidad, de ser nada en cualquier equipo de regional. Una cantera echada a perder...
Hoy hemos perdido con el Levante, queda mucha liga por delante y, a lo mejor, pese a todo, subimos, pero seguiremos arrastrando estas lacras mientras Agapito el rico siga siendo el amo, Bandrés su baderillero y Herrera su Picador.
Váyanse todos a la porra.
Y seguimos sin portero y sin defensa y sin equipo y lo que te rondaré Agapito.

Francisco dijo...

31 de Agosto 2008

Levante 2 R. Zaragoza 1

Sin comentarios.